Maceta de plástico reciclada

Seguimos con nuestra cruzada particular. Sí, sí, ya sabes, la de vaciar los contenedores y aprovechar todo lo que tenemos en casa para poder hacer DIY buenos, bonitos y sobre todo, baratos. La de dejar de tener un alijo peligroso guardado en un armario. Sí, ese alijo, ese que casi se te cae encima cada vez que abres la puerta para sacar la plancha o el taladro.

Y es que no hace falta empeñar un riñón para comprar material de manualidades, ni hacer pedidos a la otra punta del mundo. Lo único que necesitas es mirar con un poco de cariño las cosas que tienes en casa. O con dos cócteles de más. Ahí es cuando surgen las mejores ideas.

Voy a confesar que una de las cosas que acumulo (o acumulaba, porque hice limpieza hace poco y ahora la situación no es tan dramática) son las macetas de plástico en las que vienen las plantas cuando las compras en un centro de jardinería. Sí, ya lo sé, son muy malas. Son de plástico súper fino, tienen muy poca capacidad y en general las plantas se mueren de calor si las dejas dos días en ellas. Ya. Pero es que cuando dejo la plantita en su hogar definitivo y la saco de la maceta de plástico, me siento súper culpable si tiro la maceta a la basura. Así que las acumulo, pensando en hacer plantel, o en regalarle un hijo de mis fresas a algún amigo.

Este fin de semana, que ha sido de bricolaje intensivo, mientras lavaba por enésima ves mis pinceles y brochas, pensé que necesitaba algún sitio donde colocarlos. Los pongo en un bote de cristal, pero no me caben todos y si hay alguno que está mojado el bote se llena de agua. Así que pensé que era un buen momento para recuperar una de mis macetas de plástico y darle un nuevo uso.

Para hacerlo, decidí gastar material de otro de mis grandes alijos… el de papel. Tengo una caja donde lo guardo todo: el papel de seda que me dan en las tiendas, anuncios o pósters que me parecen bonitos… y menos mal que ahora ya no compro revistas en papel, porque gran parte de las fotos acababan también guardadas para futuros usos.

maceta-reciclada-02

Venga, pues vamos allá, vamos a convertir una maceta de plástico fea en algo más útil, ¿no?

Necesitas:
  • Una maceta de plástico (o dos, o veinte)
  • Imprimación (Gesso o chalk paint)
  • Papel de cualquier tipo, que no sea muy grueso
  • Cola blanca
  • Agua
  • Barniz

 

Vamos allá.

Lo primero que tienes que hacer es imprimar. Las macetas de plástico no son porosas, así que no cogerán bien la cola si no les damos antes una capita de imprimación. Además, la imprimación nos ayuda a darle un poco más de consistencia al plástico. Yo uso Gesso, que me gusta mucho, pero si no tienes, puedes usar, por ejemplo, una capa generosa de chalk paint. Asegúrate de cubrir bien la maceta y déjala secar.

Prepara el papel. En este proyecto, a diferencia de otros que hemos hecho (el cuenco y la pulsera, por ejemplo) vamos a ponerle una sola capa que lo cubra todo. Es decir, que vamos a cortar nuestro papel a medida. Lo mejor que puedes hacer es escoger un trozo recto y alinearlo con la base de tu maceta. Envuélvela con cuidado y ve cortando la parte que te sobra, tanto por arriba como por debajo. Como ves, yo me busqué la ruina con una maceta con dos niveles. Escoge las que son lisas, al menos para comenzar, y te ahorrarás una o dos canas.

maceta-reciclada-09

Ahora vamos a hacer nuestra famosa mezcla de cola blanca y agua. La adoramos. Le tendríamos que poner un nombre y hacernos camisetas. Ya sabes, al cincuenta por ciento, mejor en un bote de cristal con tapa, así guardas lo que sobre para el próximo proyecto. Y con cuidado y un pincelito vas cubriendo tu maceta con la mezcla y aplicando el papel. Una vez lo tengas colocado, dale otra capita de la mezcla por encima.

Por eso es importante que el papel no sea particularmente grueso, porque cuanto más fino sea, más fácil será esta parte. Lo bueno que tiene el papel cuando se moja es que te permite solucionar cualquier error que hayas podido cometer en el momento de cortar.

Déjalo secar un buen rato, mejor un par de horitas, antes de darle una buena capa de barniz para terminar.

No te preocupes si el papel hace alguna arruguilla o si en algún sitio has cometido algún error. Precisamente la gracia de este tipo de proyectos es que sean un poco irregulares, que se note que los has hecho tú.

No te aconsejaría usarlo para lo que viene siendo una plantita, salvo que sea un cactus o una planta de ganchillo. Con el agua, tu obra maestra quedaría destrozada. Pero para todo lo demás, un proyecto fácil, rápido, barato y, lo más importante, reciclado.

 

bannercartoncita

 

Paula
Paula
paula@demodebooks.com

Soy la mitad de Demodé, pero también soy escritora, traductora, profe y futbolera. Prefiero un buen vermut a una merienda dulce, los gatos a los perros y dormir a madrugar. Soy caótica, desordenada y adicta al cine, la ciencia ficción y las artes marciales.

4 Comments
  • Xènia Roca
    Posted at 08:51h, 05 Octubre Responder

    ¡Muero de amor! ¡Pero qué chulada! Me declaro tu fan incondicional, deberías tener un programa después de los gemelos de Divinity

    ¿Quieres una confesión? yo también tengo una caja que guardo los papeles de seda de los envoltorios…además añado lazos, los guardo todos ; )

    Un Beso

    • Paula
      Paula
      Posted at 07:11h, 06 Octubre Responder

      Ay, los gemelos, cuánto daño hacen… Soy capaz de ver Divinity desde las 7 de la mañana solo para ver programas de bricolaje y decoración. Me encanta cuando tiran paredes abajo.

      Y no esperaba menos de ti 🙂 Sabía que guardabas papeles y cintas como buena diogenera. Pero hay que intentar reutilizarlos como sea!

  • Mesas de madera recuperada - Demodé
    Posted at 07:01h, 06 Octubre Responder

    […] el martes os contaba que guardo macetas de plástico, hoy vengo a confesar que también guardo madera. Si encuentro un palet, si veo un tronquito […]

  • Ideas del mes: noviembre - Demodé
    Posted at 09:27h, 29 Noviembre Responder

    […] yeso. Está claro que últimamente los maceteros nos obsesionan. Hace unas semanas reutilizamos la típica maceta terrible, ¿te […]

Post A Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas una mejor experiencia como usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información. ACEPTAR