Un año (y un día) y un sorteo

Mi madre siempre me decía que llega una edad en que los años vuelan… ¡y es verdad! (Y es una edad sorprendentemente temprana, ehem.)

Demodé cumplió ayer un año (cosa que sabes perfectamente porque nos sigues en Facebook) y nos dejó un poco descolocadas, porque apenas nos habíamos dado cuenta. Pero sí. Demodé ya tiene un año y un día, ya come papilla y camina sola. Y a nosotras se nos cae la baba como a cualquier madre orgullosa.

No te voy a engañar. Durante este año ha habido momentos difíciles en los que habríamos colgado las botas, tirado la toalla o directamente cerrado el chiringuito. Montar una empresa es difícil y hay noches en las que una prefieriría vegetar en el sofá a pelearse con la plantilla del blog o leer la enésima corrección de un texto.

Y luego están los fracasos. Ese post que pensabas que iba a volverse viral y que solo ha leído tu tía. Esa red social que sigue con sus diez seguidores (extorsionados) y que no hay manera de que crezca porque no tienes ni idea de qué hacer con ella. Ese producto que no sale cuando querías que saliera. Esos correos en los que depositas mucha esperanza pero luego al otro lado solo hay silencio. Y todas esas cosas que te lanzas a hacer convencida de que van a ir genial pero que no controlas en absoluto y haces mal una y mil veces.

Hemos metido la pata. Big time. Y nos hemos dado algún batacazo épico. Pero hemos entendido que es mejor hacer algo y pegártela que esperar. Porque cada vez que te levantas con el culo dolorido te juras que eso no te va a volver a pasar. Por tus ovarios.

Poco a poco, lentamente, vamos entendiendo cómo funciona todo. Y vamos dominando cada vez más diferentes aspectos del “negocio”. Y eso está guay, porque entonces puedes dejar de preocuparte por todo y concentrarte en crecer. Hasta ahora estábamos en modo supervivencia, pero este año nos vamos a expandir.

Si estás en el mismo camino que nosotras, no desesperes. En internet a veces parece que hay gente que lo peta automáticamente, pero detrás de cada negocio de éxito hay una inversión brutal de tiempo y esfuerzo. Lo hemos aprendido por las malas. No existe eso de que te hagan una web bonita y sentarte a esperar a que todo el mundo hable de ti y seas millonaria. Hay mucho más trabajo del que se dice y del que se ve. Pero eso es bueno. Porque significa que tu éxito depende en gran parte de las ganas que le pongas.

Nosotras empezamos este segundo año con más ganas que nunca.

Y como no hay cumpleaños sin regalos, te vamos a hacer uno: ¡tenemos sorteo! Vamos a regalarle un ejemplar del libro Lámparas de origami, de Cartoncita, a uno de nuestros suscriptores. Así que si quieres tener la oportunidad de hacerte con él por la cara, déjanos tu dirección de correo ahí arriba, en la barra, o aquí a la derecha y entras automáticamente en el sorteo, sin más.

Tienes tiempo hasta el viernes a las 24:00, rollo Cenicienta. Después encontraremos el zapato y buscaremos a su dueña. El lunes te contamos quién ha ganado.

Y ya está. Casi no nos hemos puesto cursis. Pero eso sí, para recordar este año te dejamos algunos de nuestros posts favoritos, que siempre va bien echar la vista atrás y ver todo lo que has hecho en los últimos meses:

Cóctel-Cava Cuello-punto MóvilFotosDIY Sujetalibros TratarPalos BotesMacramé

¡Gracias por acompañarnos!

Tags:
,
Paula
Paula
paula@demodebooks.com

Soy la editora detrás de Demodé, pero también soy escritora, traductora, profe, tejedora y futbolera. Prefiero un buen vermut a una merienda dulce, los gatos a los perros y dormir a madrugar. Soy caótica, desordenada y adicta al cine, la ciencia ficción y las artes marciales.

No Comments

Post A Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas una mejor experiencia como usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies