Últimamente voy por la vida como pollo sin cabeza. No llego a nada. Y me estreso, para qué te voy a engañar. Soy una overachiever. O lo que es lo mismo, una de esas repelentes que lo quieren hacer todo bien. Y no se puede y me cabrea. No sé en qué momento se me olvidó cómo decir que no, o cómo crear unas prioridades realistas que tengan en cuenta que los días tienen 24 horas y que quiero dormir ocho, tejer otras ocho y trabajar las mínimas indispensables. Pero no me quiero quejar porque creo que eso nos pasa a todas, ¿no? Todas...

Nosotras somos mucho de brindar, ya tú sabes. Nos gusta más un copazo que al monstruo de las galletas una cookie de chocolate. Nuestras reuniones de trabajo suelen ser de cerveza, vermut o cóctel más que de café o té. Y  a veces montamos mañanas de mixing para buscar alguna bebida interesante para el blog y se nos va la cosa de las manos. No sé si es algo muy latino o si esa es la excusa que nos damos para poder empinar el codo sin remordimientos (como si necesitáramos excusas) pero es una de nuestras señas de identidad y no pensamos renunciar a ella....

Junio a punto de terminar, julio a punto de empezar. Simplemente, ¡no me lo puedo creer! Sabemos que tendríamos que hacer un poco de balance. Seguramente sería bueno para todas hacer dos balances al año. Tenemos claro que el primero lo reservamos siempre para febrero. Pero el segundo, ¿cuándo crees que es la mejor época? ¿Antes o después del verano? Ahora estamos en modo creación de contenido. Y es que con cada libro la energía se te agota por todo el curro que conlleva antes, durante y después. Y por las emociones, las alegrías y el subidón de estar tan contentas por el resultado...

Otro viernes a la vista, con otras 7 ideas y un cóctel para brindar juntas. ¡Esto último siempre mola! No sé si te has dado cuenta, pero la red va llena de corazones, así que no puedo evitar que hoy se note en nuestra recolecta de ideas. Para gustos, los colores; nosotras somos unas adictas a la Navidad, a los cócteles, el vermuteo  y al #haztelotúmisma. Y aunque los corazones no serían nuestro fuerte, nos inspiran para coger ideas y hacer regalos especiales cualquier otro día del año. Porque tener un detalle con la gente que quieres de manera inesperada, ¡siempre es...

Hace unos cuantos años estuvimos en Hamburgo el fin de semana antes de Navidad. No hace falta que te cuente que los mercados navideños del norte de Europa son lo más. Pese al frío polar, la gente sale, pica algo (salchichas de un metro de largo, true story), compra galletas de jengibre y toma glühwein, o vino caliente. Hay mucho ambiente, mucha luz y muchas risas. Fue la primera vez que lo vimos y además de alucinar, nos enamoramos perdidamente de los alemanes y su sentido del humor. Fuimos haciendo la ruta de los diferentes mercados de la ciudad y en cada uno...

¡Ya estamos de vuelta! Para empezar este nuevo año hemos elegido un básico de la restauración de muebles. Vamos a sustituir el tapizado de una banqueta de los años 50. Pero las bases del trabajo que vamos a hacer te sirven para trabajar con cualquier proyecto de retapizado. Ya verás que no es tan difícil como parece. En este trabajo usaremos: Destornillador. Alicates. Tijeras. Grapadora de tapicero. Pistola de cola caliente. Tela de tapicería. Goma espuma de 3 cm de grosor. En primer lugar tenemos que desmontar y sanear el asiento. En la medida de lo posible eliminaremos todos los restos de acolchado, tela y grapas antiguos. Limpia bien con...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas una mejor experiencia como usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies