Si eres como yo, a veces el cerebro se te desborda. Hagas lo que hagas, es imposible contenerlo. Llega entonces el torrente, la incontinencia o la tormenta de ideas y no sabes por dónde cogerlos porque se te escapan de las manos. Y ahí es cuando te planteas que todo eso no se puede plasmar en un solo libro y empiezas a intentar organizar tus ideas para publicar diferentes monográficos o cápsulas. Esto también es habitual entre la gente que hace proyectos, como los de punto, y tiene que concentrar sus ideas para sacar diferentes colecciones. Y aquí viene el terror, el...

Voy a ser sincera: he estado dándole muchas vueltas a esto del cóctel del mes. No sé si realmente encaja con nuestro calendario editorial normal, en el que hablamos, principalmente, de libros. Pero es que desde que empezamos con Demodé y a lo largo de todos los cambios que hemos ido haciendo, siempre, siempre, hemos conservado el cóctel. Es nuestra seña de identidad. Y, sinceramente, cuando estás peleándote con una frase, la portada o la maquetación de tu libro, nada mejor que hacer una pausa y darte a la bebida. El margarita de sandía que publicamos hace unos meses triunfó como...

Mi amiga (¡y autora!) Mònica es una persona muy sabia, de esas que siempre te sorprenden con ideas y puntos de vista totalmente revolucionarios. Hace unos meses estábamos juntas en la radio y me dejó totalmente pasmada cuando comentó cuál era su truco secreto para organizarse mejor, rendir más y llegar a todo. Lo mejor del caso fue que, en ese momento, oí un clic en mi cerebro y entendí cuál era el paso clave para poder escribir y publicar, de una vez por todas, el libro que tengo en el horno desde hace meses y que no consigo parir. Mònica...

Ayer Rocío me contestó a la newsletter con algunas sugerencias para nuevos libros (¡hola, Rocío!) y estuvimos charlando sobre diferentes temas que podrían ser interesantes. Y uno de los que hace tiempo que quiero hablar y salió en la conversación fue el del storytelling, un concepto que parece infinitamente más complicado de lo que es. Y es que, la primera vez que oí hablar de storytelling, me quedé totalmente fuera de juego. ¿Qué era eso? ¿Qué clase de oscura magia futurista invocaba? ¿Por qué yo, con una carrera de letras, no sabía absolutamente NADA sobre eso? Mi estupor fue en aumento con cada...

Ha habido silencio de radio por aquí, un poco inesperadamente. Pero es que a veces las cosas pasan sin más y Demodé ha ido creciendo de maneras que yo no había anticipado. Porque eso es lo más bonito de todo, ¿no? Que las cosas crezcan y destrocen totalmente los planes que habías hecho hasta tal punto que tengas que replantearte el sentido de la vida. Total, vamos a empezar nueva temporada. Una nueva temporada un poco diferente, porque Demodé ha mutado (tengo una editorial mutante, ya puedo morir en paz) y ha empezado a prestar servicios de edición. Es decir, que no...

Siempre que me imagino a mí misma siendo muy elegante y sofisticada, no sé por qué me viene a la mente la imagen de un vestido de los años 20 de talle largo y con muchos flecos, un cóctel rojo en la mano y una pierna levantada hacia atrás, que es como el dedo meñique muy estirado cuando tomas el té: una señal de elegancia suprema. En el vestido años 20 estoy trabajando. Que sí. Desde que vi Midnight in Paris sueño con un vestido así y le voy dando vueltas a diferentes patrones. En algún momento llegará. Pero el cóctel rojo...

Fui de las primeras en abrazar el concepto del libro digital. Enseguida. Me encanta la tecnología y me pareció que era una noticia maravillosa. Llené el ordenador de libros descargables y en cuanto pude (tras dejarme durante varios meses los ojos con el lector del teléfono móvil) me compré un Kindle para almacenar libros como si se fuera a acabar el mundo. Pero, como casi todos, enseguida encontré una pega: ¿por qué los libros no bajaban drásticamente de precio? ¿Por qué tenía que seguir pagando más de 10 euros por libro, y en ocasiones hasta más de 20, si los costes de...

No he estado nunca en México, pero todo lo mexicano me encanta. La comida, los margaritas, las rancheras y su variante del español. Y Guillermo del Toro y Gael García Bernal. Me gustan su cultura y su pintura y me fascinan su historia convulsa, sus revoluciones y su carácter único. Y tengo amigos estupendos que son de ahí, como Alma y Jaime. En fin, que México es un país que me da buen rollo. Así que no hay nada mexicano que no pruebe con el convencimiento total y absoluto de que me va a encantar. Y la michelada no es ninguna...

Siempre que preparamos un libro, el cuartel general parece un campo de batalla y mis días parecen tener 10 horas en lugar de 24. Hay MUCHO por hacer y siempre parece que tenemos poco tiempo. Por eso parezco un pollo sin cabeza la mayor parte del día y en casa comemos más pizza y más chino de lo habitual. Pero, indefectiblemente, cuando la cosa ya está encaminada, cuando ya tenemos el libro terminado, cuando lo miro y lo remiro y lo leo por centésima vez...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas una mejor experiencia como usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies