A lo mejor eres de los míos. Te ves capaz de escribir un libro. Te ves capaz de pelearte con el texto, de pasar horas puliéndolo y de acabar con un buen borrador en las manos. Incluso te ves saliendo victorioso del proceso de corrección y edición. Te costará más o menos, pero no te da miedo. Sin embargo, al oír la palabra “diseño” te salen una urticaria por todo el cuerpo y quieres esconderte entre las sábanas para no salir jamás. Te confieso que para mí la cosa era así. Me daba pánico el concepto de la maquetación en sí...

La primera vez que oí hablar de perfection paralysis me dio un poco la risa. Mira que nos gusta crear etiquetas y conceptos nuevos a partir de nada. Y es que siempre había tenido la sospecha de que el perfeccionismo no existía. O por lo menos no existía en mi ambiente. ¿Parálisis por perfección (o parálisis por análisis, que es como más divertido)? ¿Quién se pasa horas y horas puliendo algo hasta que esté perfecto? ¡Si todos tenemos fechas de entrega! ¿Quién se puede permitir parar y no hacer nada? Y es que lo tenía mal entendido. Porque, es verdad, yo...

El miércoles lanzo por fin mi libro (insertar GIF del cerdito de Chicken Little hiperventilando dentro de una bolsa de papel) y, aunque me parece que llevo meses y meses hablando de lo mismo y que soy más plasta que Paco Umbral, me ha parecido el momento perfecto para repasar todo el proceso de producción de un libro. Que es exactamente lo que te cuento en el libro, lo que pasa que un poco más resumido. No voy a ser tan pedante para decir que me he inventado un método, pero sí que voy a repasar contigo las siete fases que...

He estado de vacaciones en Uruguay. De hecho, todas las fotos que te pongo en este post son de mi viaje. Quizás sea el mejor viaje que he hecho en los últimos años. O en toda mi vida. Y lo es porque hacía mucho tiempo que no conseguía lo que he podido hacer esta vez: desconectar y reiniciar mi cerebro. Y es que el viaje ha consistido, básicamente, en charlar con gente (y en comer como si estuviésemos acumulando grasas para el invierno, pero eso ya os lo cuento otro día, cuando supere mi depresión porque mi dieta se ha ido...

Voy a hacer una confesión: todavía no he comprado ni un solo regalo de Navidad. Pero ni uno. Y mientras escribo esto estoy apuntando en una libreta todo lo que quiero comprar o hacer antes de que llegue el día 24 (porque en mi familia celebramos las dos fechas, el 24 por la noche y el 25 a mediodía). Vamos, que preveo un fin de semana MUY ajetreado. Por si estás como yo, quería escribir este post y ayudarte un poco a organizar regalos. Te traigo opciones físicas (vamos, cosas), opciones intangibles (ebooks y cursos) y también opciones caseras (para hacer o...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas una mejor experiencia como usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies