Hace mucho que no hago uno de estos posts recopilatorios, así que qué mejor excusa que tener un mes temático de helados para hacerlo, ¿no? Siempre te he dicho que como por los ojos. Bueno y por el olor y por los nervios y por muchas cosas, vaya...

¡Me encanta volver a estar de invitada en el blog de Demodé! Esta vez os he preparado un DIY para ganchilleras, aunque el nivel es tan básico que si nunca has cogido un ganchillo, ahora es el momento. Se trata de formas básicas para hacer amigurumis, te animo a probarlo si nunca lo has hecho, o a recrearte si eres una experta. La idea es de Ari, hace como un año que me dice que haga helados de ganchillo para que jueguen los niños. Al fin le he hecho caso, y han salido unos mini-conos con bolas de diferentes colores para todos...

¡Ya está aquí! Yo, en verano, podría vivir únicamente de helado. Ya me puedes decir lo que quieras, que me da igual: donde se ponga un buen helado, que se quite cualquier otra cosa (menos el gazpacho. Vale, podría vivir de gazpacho y helado.) No sé si es porque me recuerda a los cucuruchos esos con espacio para dos bolas sobre los que, a veces, cuando mi madre estaba espléndida, me colocaban una tercera en equilibrio y un buen chorretón de nata, o porque, sencillamente, son ese homenaje asequible que todos nos empezamos a dar en mayo y que nos resistimos a abandonar hasta...

Hace tiempo que estoy liada decorando mi despacho, obsesionada con hacer un rincón Pinterest con el que dar mucha envidia. Y he decidido que a la m***da. Que no me voy a gastar dinero, que voy a aprovechar lo que tengo, lo que me da el día a día, que estoy hasta los mismísimos de la vida Pinterest, de la perfección. Tu rincón tiene que ser tuyo, no de los demás, y te tienes que sentir bien con él esté como esté. Para mí, lo básico era tener un poco de orden. Y reducir el material que se acumula encima de la mesa...

Odio los tiestos negros y marrones de plástico, ¡con toda mi alma! He creado un punto de visión tranquilizador en el comedor, que es mi rincón selvático, pero no funciona. Ahora que ya tengo mi rincón selvático, los pelos se me erizan cada vez que lo miro y eso no puede ser. .. ¿Estoy muy loca? Sí, ¡seguramente sí! Y he decidido que no puede ser, que tengo que deshacerme de esa visión de tiestos negros y marrones...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas una mejor experiencia como usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies