Te lo digo sin anestesia, directamente: es así, todo el mundo juzga el libro por la portada. Siempre. Aunque ya sabemos, porque nuestras madres nos lo repitieron hasta el hartazgo, que no hay que hacerlo, que a veces te llevas sorpresas, que hay libros feos que son maravillosos, seguimos eligiendo, entre desconocidos, por la portada. Y no es raro que lo hagamos. La vida es demasiado corta para leer todo lo que se escribe, así que, sí, hay que tener algún criterio para escoger entre lo que vamos a leer y lo que no. Y la portada nos sirve para cribar. Por...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas una mejor experiencia como usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies