Cóctel: Whisky sour de mandarina

Seamos sinceras. A la que se acaba el verano, una de las cosas que más echamos de menos es la fruta. Porque el otoño y el invierno son preciosos, claro, pero, qué rancios son con la fruta.

Así que hay que echarle imaginación: manzanas con caramelo, tarta de pera, zumos de cítricos… porque no hay melocotones jugosos a los que hincarles el diente, ni cerezas, ni fresas, ni melones, ni sandías. Algún higo a principios de temporada, o unos membrillos, y ya está.

Entendemos perfectamente que en esta época te cueste llegar a tu ración diaria de fruta, así que venimos al rescate con un cóctel estupendo para el otoño y el invierno. Para aprovechar esas mandarinas ácidas de piel fina que te puedes comer como caramelos para merendar… y también puedes meter en tu copazo, que siempre es más divertido y, ojo al dato, no las tienes que pelar.

Y es que el mundo se divide en dos clases de personas: las que odian como les huelen las manos después de pelar mandarinas y las que no tienen olfato.

Total, que hoy tenemos cóctel con mandarinas. Y tienes que probarlo. No te vas a arrepentir.

Qué necesitas
  • Whishy (del rico mejor)
  • Mandarina
  • Azúcar
  • Clara de huevo
  • Cubitos
  • Coctelera
  • Romero

 

¿Cómo lo haces?

Las proporciones que se suelen utilizar para este cóctel son: una parte de whisky por una parte de zumo de mandarina. Sin embargo, tú sabes mejor que nadie cómo te gusta a ti, así que no te cortes y prueba diferentes opciones.

Para este cóctel te recomendamos mezclarlo todo en una coctelera, pero no te vuelvas loca, ¡no hace falta que te la compres! Nosotras hemos utilizado un bote de cristal con tapa. Si tienes el síndrome de “lo guardo todo por si acaso”, seguro que tienes alguno.

Prepara zumo de mandarina. ¿Cómo? Pues cortándola a la mitad y exprimiéndola como haces con cualquier otro cítrico. Pruébalo. No solemos hacerlo, pero funciona.

Mete en tu coctelera unos cubitos, una parte de whisky y una parte de zumo de mandarina. Añade una cucharadita de azúcar y otra de clara de huevo, ¡y agita!

TRUCO: La clara de huevo es lo que le da el efecto de espuma al cóctel, ¡es completamente opcional!

CONSEJO: Si las mandarinas son muy dulces no le añadas la cucharadita de azúcar, pruébalo antes y, si le hace falta, se la añades después. Si no, te quedará un cóctel demasiado dulzón.

Una vez agitado, vierte el cóctel en el vaso escogido y decóralo con una ramita de romero. Puedes incluso añadir alguna hoja a la coctelera durante la preparación y filtrarla al final, ¡ya verás que aroma más espectacular le da!

Demodé
Demodé
hola@demodebooks.com

La editorial punk: libros para hacer las cosas a tu manera. Somos de las que siempre llevan lectura y herramientas en el bolso para aprovechar hasta los tres minutos de espera del autobús.

No Comments

Post A Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas una mejor experiencia como usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies