Regalos para el día de la madre

¡Es el domingo! ¡Ya llega! El día que esperamos todas las madres durante todo el año. Vale, vale, modo irónico OFF.

Lo cierto es que el día de la madre es ese día que se inventó alguien para vender más. Eso no hay manera de negarlo. El calendario está lleno de días señalados que son sencillamente una estrategia comercial. Y a la que se acerca la fecha, no se puede existir sin que te bombardeen una y mil veces con anuncios de perfume, de flores y de joyas. Y de electrodomésticos, pero ahí no pienso entrar porque me hierve la sangre.

Pero te voy a confesar algo: a mí lo de celebrar las cosas me mola. Me gusta que haya un día especial en el que se celebre a todo el mundo: las madres, los padres, los abuelos, los traductores, los contables, los nadadores. Me encanta la idea de poder hacer que alguien se sienta especial un día. Y de hecho, te animaría a marcar tú misma en el calendario los días que te apetezca celebrarlo. No sé… el 10 de junio va a ser el día de los gatos. El 25 de agosto va a ser el día de tocarse la barriga en el sofá. ¿Por qué no?

Así que creo que sí, que tu madre se merece una fiesta. Pero no necesariamente con un collar de diamantes, un ramo de rosas y la última colonia que anuncian con uno de esos spots que no entiende nadie (podríamos hablar un día sobre lo ridículo que resulta vender colonia con una chica en un bote sobre un mar de flores. WTF?), no. Puedes celebrar el día de la madre de una manera mucho más bonita, ¿no?

Venga, que te voy a dar algunas ideas para celebrarlo… Puedes aprovecharlas tú, con tu madre, o pasarle el artículo de manera casual a tu medio pomelo, a ver si pilla la indirecta.

Desayuno en la cama

Yo se lo hacía siempre a mi madre cuando era pequeña y me trae súper buenos recuerdos. Tostadas llenas de migas y zumo de naranja sin colar 🙂 Recrea esos desayunos en la cama, pero cúrratelo. Prohibido ir a la panadería a buscar bollos… Haz el desayuno tú, tan complicado o tan sencillo como quieras. Exprime el zumo, tuesta el pan (bonus points si el pan es casero!), prepara un brownie… ¡Lo que tú quieras! Pero que te cueste un poco, que comprar un bote de zumo y un paquete de palmeras de chocolate puede hacerlo cualquiera. Recuerda que aquí en el blog encuentras los libros de hojaldre con crema, las galletas infalibles, los panecitos de naranja y las tortitas con manzana caramelizada, entre otras muchas recetas.

Tiempo

Es el mejor regalo del mundo. Seguro que a tu madre le gusta hacer algo y nunca tiene tiempo. Puede ser salir a correr, montar en bici, tejer, coser, ver alguna de las series de su lista de Netflix, ir al cine, hacer jardinería… Ocúpate de todo. De los niños pequeños, si los hubiera (para todos los medios pomelos que estáis leyendo esto), de las tareas de las que normalmente se ocupa, de los compromisos. Vacíale la agenda y déjale el día completo (o la mañana, o la tarde) para que haga lo que le dé la gana sin sentirse culpable. Debe ser que me hago vieja, pero cada vez tengo más claro que el tiempo es lo más valioso que hay. Y tener una tarde para una misma es lo mejor del mundo. Y punto.

Reunión familiar

Mi madre es de esas mammas sicilianas a las que les encantan las reuniones masivas con toda la familia (masiva es pasarse, que nuestra familia es pequeña, pero ya pilláis la idea). De hecho, me la imagino tranquilamente en una de esas mesas peliculeras de ochenta personas y ella poniendo paz rollo Padrino… En fin, que a mi madre hay pocas cosas que la hagan más feliz que tener a toda su prole reunida. Si tu madre es de estas, regálale una comida familiar o una actividad en familia. Juegos de mesa, pruebas deportivas o hasta un concurso de Just Dance con la consola. Mi madre ha disfrutado de todas esas cosas, te lo juro. Podéis iros de Escape Room, que ahora están muy de moda y son divertidísimas, o salir al parque de atracciones o al zoo o lo que sea que no hagáis muy a menudo.

Relajación

Yo soy una madre agotada. No porque mis niños me chupen la energía, no. Pero trabajo muchas horas, tengo un montón de actividades y voy con el petardo en el culo todos el día. (Por cierto, ¿esa expresión se usa? ¿O es una catalanada? Ya sabéis que los catalanes somos muy escatológicos.) Total, que el día que el pomelo se levanta y me dice que me quede en la cama media hora más se me abre el cielo. Literalmente. Descanso más y me levanto de buen humor (y sospecho que lo hace por esto último). Regálale a tu madre esos minutos extra de sueño, o un masaje, o un baño de una hora con velitas. Le puedes añadir nuestras sales de baño y nuestro exfoliante para darle el toque DIY. Cuando salga de la bañera es un buen momento para confesar antiguas gamberradas o para pedir favores. De nada.

Mimos

Ya lo sabes. Como mujeres no necesitamos perfumes, ni flores, ni bombones, ni secadores de pelo, ni nada. Lo que necesitamos es que nos quieran, nos aprecien y nos valoren. Que nos escuchen, nos tengan en cuenta, nos dejen expresarnos y ser nosotras mismas. Así que lo mejor que puedes hacer por tu madre (y por cualquier mujer que tengas cerca) el domingo y todos los días del mundo, es quererlas y apoyarlas. Y demostrárselo con mimos. Mimos físicos: besos, abrazos y caricias. Y mimos de los otros: respeto, cariño y sentido del humor. Este regalo no tiene precio.

Que el domingo tengas un muy feliz día.

 

Paula
Paula
paula@demodebooks.com

Soy la mitad de Demodé, pero también soy escritora, traductora, profe y futbolera. Prefiero un buen vermut a una merienda dulce, los gatos a los perros y dormir a madrugar. Soy caótica, desordenada y adicta al cine, la ciencia ficción y las artes marciales.

5 Comments
  • Xènia Roca
    Xènia Roca
    Posted at 09:02h, 05 mayo Responder

    Qué buenas ideas Paula, gracias por inspirarnos

    MUAC

    • Paula
      Paula
      Posted at 11:18h, 05 mayo Responder

      Gracias, guapa! Un besote!

  • remorada
    Posted at 10:07h, 05 mayo Responder

    Mi mamá nos hacía regalos ese día porque decía que nosotras la hicimos madre x)

    En esta visita fuimos con ella de Escape Room y fue divertidísimo! ^^

    • Paula
      Paula
      Posted at 11:18h, 05 mayo Responder

      A mí me llevaron a mi primer Escape Room el año pasado por mi cumple y me encantó. Ahora estoy intentando montar uno con mis peques, creo que van a flipar.

    • Xènia Roca
      Xènia Roca
      Posted at 09:35h, 08 mayo Responder

      Remorada, me gustó tanto lo que explicaste de tu Madre que ayer felicité a mi hijo por hacerme Mamá, ja, ja

      Un Saludo!

Post A Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas una mejor experiencia como usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies