Empiezan los nervios y las carreras de última hora. ¡No queda nada para el día D! No sé si a ti te pasa, pero todos los años, después de la comilona y de abrir los regalos, me deprimo un poco. Pienso en lo cortito que se hace el día en cuestión, después de haber estado tantos días de preparación. Por eso hay que disfrutar la previa tanto como la celebración en sí. En el cuartel general estamos desatadas y en modo navideño. Así que las ideas de esta semana no pueden ser más que navideñas. No lo podemos evitar. Y también...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas una mejor experiencia como usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies