Si estás leyendo este post, puede querer decir tres cosas: Una, que estas currando y necesitas un descanso. ¡BIEN! Dos, que estas en casa sin hacer nada. ¡MAL! Porque podrías estar en una terracita disfrutando del día y del sol. Tres, ni la una ni la otra...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas una mejor experiencia como usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies