La primera vez que oí hablar de perfection paralysis me dio un poco la risa. Mira que nos gusta crear etiquetas y conceptos nuevos a partir de nada. Y es que siempre había tenido la sospecha de que el perfeccionismo no existía. O por lo menos no existía en mi ambiente. ¿Parálisis por perfección (o parálisis por análisis, que es como más divertido)? ¿Quién se pasa horas y horas puliendo algo hasta que esté perfecto? ¡Si todos tenemos fechas de entrega! ¿Quién se puede permitir parar y no hacer nada? Y es que lo tenía mal entendido. Porque, es verdad, yo...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas una mejor experiencia como usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies